La repostería como método para sanar: "Es algo que voy a hacer toda mi vida"

Bajo el lema "Más trabajo, menos reincidencia" e impulsado por Cook Master en colaboración con el Servicio Penitenciario Bonaerense, el Programa CREER tiene como objetivo generar segundas oportunidades, brindar herramientas para la reinserción laboral y ofrecer un sentido de permanencia a través de la gastronomía.



 

Esta es la historia de Edgardo, uno de los más de 1300 alumnos de la Escuela de Gastronomía CREER. Él es repostero en la Unidad Penitenciaria n°46 de San Martín y cuenta lo feliz que se siente cada vez que en la semana hacen "postres especiales, diferentes a todo lo demás", para el resto de las personas del penal que están privadas de su libertad. "Es lindo, me hace sentir bien recibir la gratificación de los demás cuando te dicen che, que rico que está", dice. 

 

Edgardo además tiene un propósito. Recuperar la libertad y reinsertarse en la sociedad como un hombre de trabajo. Desde Cook Master, nos comprometemos a través de la Escuela de Gastronomía CREER a promover una mejora en la calidad de vida de las personas que están cumpliendo condenas o liberados.

 

"Estamos muy contentos de transitar este camino para bajar las tasas de reincidencia. Gracias a la educación podemos brindarles segundas oportunidades y nuevas formas de desarrollo. En Cook Master estamos convencidos de que de esta manera las personas pueden convertirse en generadoras de valor a través del trabajo", aseguró Nicolás Lusardi, Director de Cook Master.

 

Quienes forman parte del Programa saben que lo hacen para su propio crecimiento y así tener la posibilidad de tener un puesto de trabajo algún día: "Cook Master te brinda la oportunidad de poder estudiar, de poder ejercitarte. Aún en este contexto es bueno porque salís con un oficio. Es algo que, de acá en adelante, voy a hacer para mi vida", finaliza Edgardo. 

 

 

---

Conocé la historia de superación de Rodrigo haciendo CLIC AQUÍ